El acoso sexual a las mujeres periodistas no es costumbre, es delito

Editorial | 20/03/2021

Home DescompasesEl acoso sexual a las mujeres periodistas no es costumbre, es delito

Como medio digital feminista condenamos que una representante del sistema de justicia se exprese de esta manera ante una mujer denunciante de un delito. Esto demuestra lo normalizadas que están las situaciones de violencia contra las mujeres y la minorización de estos hechos que prevalece entre quienes imparten justicia.

Fotografías de la equipa de Alharaca

La periodista Wendy Hernández, de Canal 10, interpuso una denuncia contra Jaime Ulises Perla por el delito de acoso sexual. Perla acosó a Hernández durante una transmisión en vivo para una cobertura que ella realizaba el 7 de marzo de 2021.  

Como resultado de la primera audiencia, la jueza Séptima de Paz de San Salvador dictaminó medidas sustitutivas a Perla, en lugar de la detención. Ante los medios de comunicación, Wendy Hernández contó que la jueza le dijo: “Usted debe estar acostumbrada a ese tipo de comentarios como periodista”.

Como medio digital feminista condenamos que una representante del sistema de justicia se exprese de esta manera ante una mujer denunciante de un delito. Esto demuestra lo normalizadas que están las situaciones de violencia contra las mujeres y la minorización de estos hechos que prevalece entre quienes imparten la justicia. Cuando las mujeres denuncian violencia en canales no formales, se les critica por no tomar la vía penal. Cuando sí recurren al sistema de justicia penal, lo que generalmente encuentran es estigmatización y revictimización. El alto índice de impunidad corrobora lo que las mujeres más temen: que, al someterse a un proceso judicial formal, tienen una mínima probabilidad de obtener justicia y una gran posibilidad de salir aún más violentadas. 

De nuevo, desde diferentes frentes, se nos dice a las mujeres que tenemos que “aguantar” y callarnos ante las violencias que recibimos. 

En el rubro del periodismo y la comunicación, no es un secreto que muchas mujeres que laboran dentro de estas empresas y organizaciones han sufrido violencia de género, incluso reiteradamente. Sin embargo, muchas jefaturas al interior de ellas siguen siendo tibias. Las mujeres que trabajan en medios y empresas de comunicación no feministas necesitan lugares seguros para trabajar y desarrollarse en igualdad de condiciones a sus demás colegas. Pero también necesitan el apoyo de las jefaturas y de sus colegas para enfrentar y condenar las violencias que también pasan durante coberturas y fuera de los trabajos. 


Ante esto, exigimos:  


Que quienes imparten justicia sean capacitados en jurisprudencia con perspectiva de género y que se instaure un sistema de vigilancia y evaluación de jueces y juezas para garantizar una justa aplicación de la ley penal y la LEIV.  

Que los medios periodísticos y empresas de comunicación rompan el pacto de silencio que hasta ahora han prevalecido sobre la violencia contra las mujeres periodistas.  

Que el Gobierno no instrumentalice la violencia de género para atacar a quienes percibe como adversarios. Está en sus manos atender el problema de forma integral, promoviendo leyes, destinando presupuesto a políticas y proyectos que tengan como objetivo garantizar el acceso a derechos y la construcción de una cultura igualitaria y libre de violencia. 

A la sociedad salvadoreña: les motivamos a seguir denunciando y condenando la violencia contra las mujeres. 

#AcosarAMujeresPeriodistasNoEsNormal

#SiTocanAUnaRespondemosTodas 

#NiUnaMenos 

Más historias

Investigaciones

Los gritos de ayuda de las jóvenes quedaron olvidados entre papeles y expedientes

23/11/2021

Actualidad

Los tuits de Walter Araujo que acabaron con su propia candidatura

Autores múltiples | 29/01/2021

Actualidad

Las deudas del Estado con las mujeres salvadoreñas

Marcela Benítez Y Jimena Aguilar | 22/12/2020

Unite a nuestro esfuerzo.

Colaborá