25.03 – En un solo día, los contagios aumentaron en un 20%

Tania Pleitez | 25/03/2020

Home Especiales25.03 – En un solo día, los contagios aumentaron en un 20%

Una de mis alumnas más queridas me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más.

Ilustración por Natalia Franco

Diario de un tiempo distópico

Barcelona, España

Miércoles, 25 de marzo de 2020

Los contagiados en España superan a los de China. Según la radio, en un solo día aumentaron en un 20%. Hay aproximadamente 50,000 contagiados y más de 3,000 muertes (en un solo día murieron más de 500 personas). Y eso que aún no llegamos al pico.

En la radio, Ángels Barceló conversa con Antonio Muñoz Molina. El escritor nos recuerda los recortes que se hicieron al sistema de salud en los últimos años y subraya la importancia de hacerlo más robusto. También se refiere a la necesidad de escuchar a los expertos, de darle prioridad al conocimiento sólido, algo sobre lo que escribió en su columna “El regreso del conocimiento”, publicada hoy en El País. Cito lo siguiente:

“Nos habíamos acostumbrado a vivir en la niebla de la opinión, de la diatriba sobre palabras, del descrédito de lo concreto y comprobable, incluso del abierto desdén hacia el conocimiento. El espacio público y compartido de lo real había desaparecido en un torbellino de burbujas privadas, dentro de las cuales cada uno, con la ayuda de una pantalla de móvil, elaboraba su propia realidad a medida, su propio universo cuyo protagonista y cuyo centro era él mismo, ella misma”.

La radio me acompaña todas las mañanas. La gente suele llamar para compartir cómo vive su confinamiento. También me gusta escuchar las entrevistas a diversos profesionales. Hace unos días se entrevistó a una filósofa, pero no recuerdo su nombre. Sí recuerdo que habló sobre reflexionar y pensar. Se puede pensar en conjunto, dialogar con otros, pero siempre, antes de ese contacto con los demás, cada persona debe darle espacio a su propia reflexión, al diálogo con uno mismo. Asimismo, después de pensar en conjunto, se debe volver a la reflexión propia. Es lo que Hannah Arendt llama ‘solitud’. Esta tertulia me recuerda la estupenda película de Margarethe von Trotta sobre la filósofa alemana. Cuando la vi, me cautivaron esas escenas en las que la directora filma al personaje de Hannah Arendt acostada en un sofá, fumando, pensando, reflexionando. Solitud.

He recibo correos de mis estudiantes. Hace unos días, mi alumna M. me mandó un poema que le había compartido su abuela; también me mandó unos cuentos.

No me puedo ir a dormir sin escribir sobre esto. Hoy hablé más de dos horas y media con L., una de mis alumnas más queridas. Me contó que el abuelo de uno de sus amigos se suicidó: se cortó la yugular. Al parecer, el señor, de unos 80 y pico de años, ya no pudo más. Debe ser terrorífico, saber que te puede llegar el virus en cualquier momento y que, si te llega, es muy probable que te mate. Después de una vida de luchas y sacrificios, perder el derecho a la posibilidad de una muerte más sosegada… Los pacientes graves con Covid-19 mueren solos, sus familias no pueden acompañarlos porque es imperativo que los contagiados estén aislados; además, una vez mueren, sus cuerpos no son entregados a familiares. Quizá, para este abuelo, fue su forma última de decidir sobre su vida, darse muerte entre tanto miedo, incertidumbre, desesperación. Precisamente, cuando hoy fui al supermercado por primera vez desde que me encerré, pude ver cómo un par de ancianos hacía la compra de forma cauta, se arrinconaba si pasaban varias personas con el carrito; percibí el miedo en sus miradas.

Tania

Más historias

Actualidad

4 desafíos que viven las personas con VIH en El Salvador (con y sin pandemia)

Graciela Barrera | 15/01/2021

Especiales

La economía es en femenino: 5 mitos sobre la pandemia

Lorena Valle Cuéllar | 17/12/2020

Actualidad

Editar la Wikipedia desde El Salvador: brecha de género, memoria histórica y ‘troles’ del gobierno

Marcela Trejo | 15/12/2020

Unite a nuestro esfuerzo.

Colaborá