Bukele ensalza su régimen de excepción en su discurso de tercer año

Mónica Campos | 02/06/2022

Home ActualidadBukele ensalza su régimen de excepción en su discurso de tercer año

El gobernante aseguró que está a punto de ganar la “guerra contra las pandillas”, pero omitió en su discurso las denuncias de detenciones arbitrarias, muertes dentro de los centros penitenciarios y la supuesta ruptura de la negociación entre el Gobierno y las pandillas.

Foto por Kellys Portillo

“Estoy aquí para decirle a todos algo que muchos pensaron que era imposible: estamos a punto de ganar la guerra contra las pandillas”, sentenció el presidente Nayib Bukele durante su discurso de tercer año de gobierno. A su frase le siguió una explosión de aplausos por parte de legisladores oficialistas y su gabinete de gobierno. El discurso del mandatario transcurre en el contexto del tercer mes en un régimen de excepción en el que se reportan unas 33,000 capturas, cientos de denuncias de detenciones arbitrarias y otras violaciones a los derechos humanos, y al menos dos docenas de salvadoreños que han muerto en el proceso de la detención o dentro de los centros penales.  

Bukele entró al salón azul por tercera ocasión durante su mandato, con el tradicional protocolo a la Asamblea Legislativa. La primera vez que Bukele entró al recinto, el 9 de febrero de 2020, pasó a la historia como el día en que el mandatario hizo gala de su carácter autoritario y se tomó el edificio legislativo por la fuerza. Ese día, a su lado, el Ejército y la Policía portaban armas de grueso calibre. Al igual que ese nueve de febrero, este 1 de junio de 2022, Bukele se sentó en la silla del presidente del Legislativo, tocó el bong y abrió la sesión solemne, una vez más, como en su primer discurso, pero esta vez con la venia del diputado presidente, Ernesto Castro. 

Ahora, en su discurso de tercer año, se dedicó a alabar su supuesto triunfo en la guerra contra las pandillas, a a la Policía Nacional Civil y al Ejército, y aseguró que este éxito inició con el Plan Control Territorial (PCT), el plan de seguridad del gobierno que fue lanzado el 20 de junio de 2019.  

“Cuando lanzamos el PTC, las políticas de seguridad eran totalmente inservibles, jamás salvaron la vida de una sola persona”, dijo Bukele, quien omitió decir que el plan es en realidad una suma de estrategias aplicadas por gobiernos anteriores, tal y como lo señala una investigación de Alharaca y La Prensa Gráfica que demostró que este no solo es calco de anteriores estrategias de seguridad, sino que buena parte de su contenido quedó en letra muerta y primó la puerta de la militarización y la represión policial. 

Bukele insistió en que sin la fase tres del PCT, la mejora de equipo de las fuerzas de seguridad del estado, el régimen de excepción no hubiera podido llevarse a cabo. Alharaca también corroboró que el PCT no es público y no hay informes de rendición de cuentas sobre gastos.  


Un desplante más al cuerpo diplomático  


Tal y como lo hizo en su primer discurso hace un año, y en otras ocasiones, el presidente Bukele lanzó fuertes cuestionamientos al cuerpo diplomático acreditado en El Salvador. Comenzó justificando el golpe a la separación de poderes que hicieron sus diputados diciendo: “¿Qué hubiera pasado si hubiéramos hecho caso a la comunidad internacional y hubiéramos dejado al fiscal anterior? Por eso quiero hacer un reconocimiento a la actual Asamblea. Tenemos dos meses de régimen de excepción y la gente ya sabe cómo es vivir sin pandillas y si no me creen vean las encuestas de la misma oposición”. 

El periódico El Faro reveló que la fiscalía del ex fiscal general Raúl Melara conducía una investigación sobre negociaciones entre el gobierno de Bukele y las pandillas, a la que denominaron “Catedral”. Recientemente, el mismo medio reveló audios que demuestran que la matanza que dio pie al régimen de excepción se debió a una ruptura de esas negociaciones que tenían como puente de enlace al director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín. Marroquín fue el gran ausente de la sesión solemne, en la que sí estuvo presente el ministro de Justicia Gustavo Villatoro.  

En su discurso de tercer año, Bukele insistió en que la comunidad internacional tiene que saber que El Salvador es un país soberano y les llamó “amigos y no tan amigos”. Cuestionó al cuerpo diplomático por qué tienen tanto interés repentino en El Salvador. “¿Será que estamos dando el ejemplo a otros países de Latinoamérica para que hagan lo mismo?”, expresó el mandatario.  


Un discurso sin rendición de cuentas 


Durante la sesión solemne, un grupo de personas gritaban consignas y porras a favor de la bancada oficialista y el presidente. Los asistentes tenían carteles en los que agradecían al mandatario por el régimen de excepción y le adjudicaban a la medida el bienestar de sus familiares. Los ánimos del público contrastaban drásticamente con las escenas que se viven afuera de los centros penitenciarios, donde cientos de mujeres lloran, pasan hambre y duermen en las calles sin información de sus parientes detenidos.  

Para Benjamín Cuéllar, de la agrupación Víctimas Demandantes (VIDAS), el discurso del presidente pareció más un mitin de carácter partidista que de rendición de cuentas. “Un mitin lleno de ataque contra sus enemigos ciertos o inventados, acusándolos de ansiosos de derramamiento de sangre. O sea, realmente yo, nunca he dicho que los gobiernos anteriores lo hicieron bien, pero él fue parte de uno de los gobiernos municipales del FMLN, entonces, deslindarse tan olímpicamente en este mitin, no rendición de cuentas, de la parte que le corresponde en haber contribuido a lo que está pasando, es bastante cuestionable”, señaló Cuellar. 
Asimismo, indicó que el repunte de homicidios que se registró a finales de marzo de este año es una muestra de que el Plan Control Territorial no es el éxito del que el presidente Bukele habló en su discurso de tercer año de gobierno. “Es un plan de concesión territorial negociado con las maras”, puntualizó. 
 
En esta misma línea también se expresó Eduardo Escobar, director ejecutivo de Acción Ciudadana, al considerar que el presidente Bukele llegó hacer propaganda a la Asamblea Legislativa y no a rendir cuentas de su trabajo en este tercer año de gobierno. “Esto era lo que se esperaba que dijera, siempre su misma narrativa que hay poderes oscuros contra el gobierno, contra El Salvador, entonces, no se ha salido de esa misma lógica”, precisó Escobar. 


*Con reportes de Vilma Laínez

Más historias

Actualidad

Cristosal registra 20 muertes en segundo mes del régimen de excepción

Angélica Ramírez | 17/06/2022

Actualidad

Ruth López: «Hay detenciones hasta por tener el celular descargado»

Vilma Laínez | 10/06/2022

Actualidad

Acceso e información restringidas en el penal de Izalco

Vilma Laínez | 08/06/2022

Unite a nuestro esfuerzo.

Colaborá