Luis Parada: «El matrimonio del mismo sexo no está contemplado en nuestro plan de acción»

Angélica Ramírez | 01/02/2024

Home ActualidadLuis Parada: «El matrimonio del mismo sexo no está contemplado en nuestro plan de acción»

En medio de la crisis democrática en El Salvador, la prioridad es enfrentar la instauración de una dictadura. Luis Parada rechaza la violencia y discriminación, pero el matrimonio igualitario no está en la agenda inmediata. Nuestro Tiempo, asegura, busca rescatar el país antes de debatir este tema en la Asamblea Legislativa.


En mayo de 2023, Luis Parada, exmilitar y abogado especializado en arbitraje internacional, anunció su candidatura presidencial con Nuestro Tiempo. Antes se consideró que él y Celia Medrano, periodista y defensora de derechos humanos, podrían conformar la fórmula única de una coalición integrada por Arena, FMLN, Nuestro Tiempo y Vamos, respaldada por la iniciativa ciudadana SUMAR. De haberse concretado, habría sido la primera alianza opositora única en más de medio siglo, con antecedentes en la Unión Nacional Opositora (UNO) de 1972, integrada por el Partido Demócrata Cristiano, el Movimiento Nacional Revolucionario y la Unión Democrática Nacionalista, que buscó poner fin a los regímenes militares. 

Aunque la coalición no se materializó, Nuestro Tiempo y la organización Sumar por El Salvador colaboraron en la elaboración de una plataforma de gobierno compuesta por 12 ejes. Sin embargo, el último dedicado a la igualdad y equidad de género no aborda las demandas de la población LGBTIQA+. 

En esta entrevista, Parada destaca medidas clave de su plataforma, como la eliminación de la violencia política contra mujeres y la búsqueda de paridad de género. Aborda temas sensibles como la salud sexual y reproductiva, pero reconoce la falta de propuestas específicas. También aborda la situación del país y la necesidad de apoyo internacional. 


Su plataforma de gobierno incluye 12 ejes, el último es el eje de igualdad y equidad de género. En la primera medida del eje 12: igualdad y equidad de género afirman que van a «Eliminar toda forma de violencia política contra la mujer», ¿cuál es la propuesta concreta para lograrlo? 


Vamos a buscar eliminar la violencia política. Cuando las mujeres participan en la política, son objeto de una serie de ataques que no sufren los hombres. Podemos inferir que esto sucede simplemente por el hecho de ser mujeres. Se las ataca no por sus ideas, sino por ser mujeres. Como si la mujer no tuviera la misma capacidad y potencial para postularse y desempeñarse en cargos similares a los hombres. Esta es una forma de violencia contra la mujer, ya que se atenta contra su integridad no física, pero sí personal. Se vulnera su derecho a tener su propia imagen y a participar en la política sin ser juzgada por su apariencia. No se debe permitir ni tolerar que se descalifique a una mujer basándose en críticas superficiales. 


¿Cuáles serían las acciones concretas para erradicar la violencia política contra las mujeres?  


En este momento, no estoy manejando propuestas concretas. Pero sí a través de una propuesta de ley para que sea regulado, por ley y por reglamento, el ambiente de trabajo. A veces, frente a las cámaras en la misma Asamblea Legislativa ocurre abuso verbal, generando que otras personas copien esa conducta hacia mujeres que ya están en la Asamblea Legislativa o en campaña para candidatos. El primer paso es iniciar en la Asamblea Legislativa, proponiendo que se apruebe una ley y un reglamento que no solo apliquen a otros, sino también a los legisladores. No se tolerará que los funcionarios y subalternos traten a las mujeres, o a cualquier persona, de manera desigual. Debemos reconocer que históricamente, culturalmente, las mujeres han sido tratadas de manera negativa en comparación con los hombres. Por lo tanto, no es suficiente tratarlas de manera igual; debemos ser conscientes de que las mujeres históricamente han sido tratadas de manera inferior y trabajar para cambiar esa dinámica.  


Otra de sus medidas del eje 12 es «Asegurar paridad en los espacios de toma de decisiones de las dependencias públicas, en los puestos de representación popular en las instituciones de gobierno y garantizar la no violencia contra mujeres en los cargos públicos». En El Salvador ya se han tomado medidas, como la Ley de Partidos Políticos, así como otros mecanismos en la legislación nacional e instrumentos internacionales. ¿Por qué no han funcionado?


Pienso que tener legislación es necesario, pero no suficiente. Primero, debe haber una concientización entre todos los funcionarios, especialmente los hombres, acerca de la importancia de internalizar el espíritu de esa legislación, creer en ella y replicarla mediante el ejemplo. Podemos lograr esto a través de seminarios o charlas dirigidas por personal especializado, especialmente para los jefes, independientemente de su género. Es importante destacar que muchas jefaturas están ocupadas por hombres. La concientización sobre la necesidad de tomar medidas y actuar de manera coherente es esencial. 


Este eje tampoco incluye medidas específicas con respecto a la salud sexual y reproductiva, la prevención del embarazo en niñas y adolescentes ni la violencia sexual. ¿Considera importantes estas problemáticas?   


Debemos reconocer realidades como que solo las mujeres pueden quedar embarazadas. Desde este punto de vista, la igualdad de género comienza mucho antes, y el embarazo en niñas puede marcar el resto de sus vidas. Proteger a las niñas, especialmente contra la violencia sexual, es fundamental. Esto suele ocurrir incluso en sus propios hogares. Necesitamos medidas específicas para abordar este problema y evitar que las niñas queden embarazadas, ¿Qué medidas específicas vamos a tomar? No sé, pero si el embarazo de las niñas y adolescentes en El Salvador es un problema demasiado serio que no se debe ignorar. Se debe prevenir, porque desde ahí comienza una disminución del potencial educativo, económico y de desarrollo personal de una niña que queda embarazada antes de la época en que ella debería decidir si quedar embarazada. 

Quiero aclarar que esos ejes son los que nos propuso la organización de sociedad civil SUMAR y que nosotros, Celia y yo participamos, junto también con el partido en su discusión y elaboración. Pero en realidad la responsabilidad, la autoría de sus ejes es de SUMAR.  


Gracias por la aclaración. Cuando investigamos su propuesta de gobierno, que está en su página web, vimos que esta es su plataforma. Nos parece importante preguntarle cómo encaja la salud sexual y reproductiva en su propuesta si llegase a la presidencia, si eso cabe en su plan de gobierno.  


Las víctimas de las consecuencias de un embarazo no deseado son las niñas y adolescentes a quienes afecta el resto de sus vidas. El gobierno debe tener un programa para proveer, por personal capacitado, esa educación sexual, una persona especializada en impartir conocimientos básicos sobre la reproducción humana para decidir antes de que sea tarde. Yo sé que hay padres que dicen que ellos no quieren que el gobierno les esté dando educación sexual. Pues entonces el padre tiene que responsabilizarse de hacerlo él o ella misma por escrito, para que quede claro que opta de que su hijo o su hija no recibe educación, pero que se compromete a darles educación y que reciba de parte del gobierno los materiales para guiar la plática sobre sobre educación sexual.  


¿Considera que también es necesaria la reeducación de los hombres para prevenir el acoso sexual? 


Interesante palabra que ocupa «reeducación», porque creo que no ha habido una educación verdadera, sino más bien la asimilación de conductas negativas de amigos y otras personas. En este sentido, utilizaría ‘reeducación’ para referirme a la necesidad de eliminar actitudes negativas y reemplazarlas con una educación genuina. Desafortunadamente, estas actitudes se perpetúan, y no solo las transmiten hombres a otros hombres; a veces, las mismas mujeres sometidas a esa cultura las que, consciente o inconscientemente, las transmiten a sus hijos. Por lo tanto, la reeducación es necesaria, no solo para los jóvenes en las escuelas, sino también para los padres. Es un deber de los funcionarios de gobierno crear conciencia sobre este tema. 


¿Si usted ganara la presidencia, abogaría por la legalización del aborto en las causales salud y vida, embarazo producto de violación sexual y cuando la vida del feto es inviable fuera del útero? 


Me voy a ceñir por la Constitución. La Constitución establece: el Estado reconoce y respeta la vida humana desde el momento de la concepción. No creo que sea responsabilidad del presidente de la República avanzar en estos temas, pero sí creo que debe haber una conversación seria en la Asamblea Legislativa, donde este tema se aborde de manera prudente, normal, racional y práctica. No es que el Estado esté promoviendo el aborto, sino que existen excepciones, de manera similar a cuando se hacen excepciones a la regla general de que no se puede quitar la vida a otra persona. Un ejemplo de esto es la legítima defensa, donde no hay responsabilidad penal si una persona defiende su vida o la vida de su familia. Estamos hablando de legislación que podría tener excepciones a la responsabilidad penal si una mujer, en circunstancias particulares, toma la decisión de abortar para proteger su propia vida o cuando el feto es inviable, y puede causar problemas y traumas significativos a la madre. Si llegan a un proyecto de ley que lo apruebe, el texto será evaluado de manera abierta y con una mente abierta


¿Tiene alguna propuesta con respecto al matrimonio igualitario y el derecho a la identidad? 


No hay que olvidarnos del contexto en que estamos como país en este momento. El Salvador enfrenta el problema más grande para su naciente democracia que ha tenido desde la firma de los acuerdos de paz, y es la instauración de una dictadura, de un candidato inconstitucional. Pero respondiendo específicamente a tu pregunta: con cualquier población que esté siendo víctima de violencia o discriminación, laboral o de otro tipo, no la vamos a tolerar. Tiene que existir la legislación y medidas prácticas para que eso no suceda. Ya temas específicos como el matrimonio del mismo sexo, eso no está para nada contemplado en nuestro plan de acción. No es porque no hay tiempo ni nada, sino que no es parte de nuestra agenda. Nuestra agenda es rescatar a todo el país de una dictadura y dar la oportunidad que después todas las fuerzas del país tengan esa conversación y que se materialice en un debate en la Asamblea Legislativa donde se escuchen todos los puntos de vista.  


¿Considera que la solicitud de la población LGBTIQA+ para garantizar el derecho al nombre y a la identidad, reconocidos como derechos fundamentales, debe ser atendida y podría contar con respaldo político en caso de llegar a la presidencia? 


Ellos deben de tratar de incidir primeramente en sus diputados. Ahí debe estar el énfasis: en los diputados. Yo no tengo una opinión favorable inicialmente. Sin embargo, no depende de mí. Y estoy dispuesto a escuchar y escucharía con mucha atención ese debate en la Asamblea Legislativa y ahí tomaremos decisiones, pero mi postura inicial no es favorable.  


En el eje de salud no está contemplada la sensibilización para el trato respetuoso a personas de la diversidad ¿considera que este es un aspecto importante a tratar? 


El trato respetuoso a personas de esos grupos debe existir en todo momento. No solamente en la rama salud, sino que en cualquier ámbito. No tenemos que discriminar en tener acceso a cosas que son derechos de toda persona. Eso debe hacerse con todas las personas, independientemente de su identidad o su identificación en el uso de esos términos. Es que no sé si tienen algunos ejemplos específicos que mencionar sobre eso, pero te diría que, en términos generales, me gustaría tener empatía, pero desconozco las situaciones con respecto a la violencia, a falta de respeto, de negación que experimentan.  


Pueden ser ejemplos como la dificultad para tratamientos hormonales que necesitan las personas trans, el irrespeto a la identidad o al nombre al recibir atención médica… 


Tendría que obtener más información sobre estas situaciones para determinar si son aspectos en los que deberíamos intervenir. En el tema del sistema de salud, podríamos implementar disposiciones lógicas que deberían seguirse sin necesidad de una ley. Sin embargo, respecto al cambio de nombre y uso de nombres, desconozco la situación actual, ya que esto corresponde al Órgano Legislativo. 


Si usted accede a la presidencia, ¿cuáles serán sus estrategias concretas para abordar los desafíos actuales del país, teniendo en cuenta su estado delicado?    


Tengo planes, ya anticipándome a una posible victoria, aunque no estoy seguro de llegar a la toma de posesión el 1 de junio. La situación del país es crítica, sin Estado de Derecho. Debemos esperar los resultados del 4 de febrero y la formación de la Asamblea Legislativa. Nuestra primera tarea será buscar apoyo internacional para rescatar la economía salvadoreña, que quedará en un estado precario, imposibilitando alcanzar objetivos sin ayuda externa. Implementaremos medidas, como el respaldo a agricultores, aumento del salario mínimo y acciones para reducir el costo de la canasta básica. Buscaremos estabilidad jurídica para atraer inversiones extranjeras y nacionales de manera descentralizada, evitando la concentración en grandes ciudades. 


¿Cuál es su propuesta para reestablecer el deteriorado Estado de derecho? 


En nuestros ejes (eje 8) se contempla reinstaurar a la legítima Sala de lo Constitucional. Este sería nuestro primer paso para reestablecer un verdadero Estado de Derecho. Desharíamos la acción de destitución realizada por la Asamblea Legislativa, sin el debido proceso y sin permitir que los cinco magistrados legítimos de la Sala de lo Constitucional se expresaran. 

Más historias

Temporada de Leonas

¿Hasta dónde llegan los discursos de odio?

Laura Aguirre Y Carolina Bodewig | 15/03/2021

Descompases

Pandemia: excusa para el Estado, condena para mujeres y niñes sin escuelas

Carolina Bodewig | 11/03/2021

Actualidad

El Salvador le concede a Bukele el poder total en la Asamblea Legislativa

Fátima Escobar Y Suchit Chávez | 01/03/2021

Unite a nuestro esfuerzo.

Colaborá